La decoración de un hogar se basa en los detalles pequeños. Más allá de la pintura de las paredes, el material de los suelos, y por supuesto los muebles de la decoración, también es necesario prestar atención a elementos como los pomos de las puertas, porque estos pueden hacer que la decoración tome un giro completamente diferente.

¿Te has planteado si es mejor comprar pomos de puerta negros o dorados? Pues esta es una de las dudas más frecuentes cuando se decora una casa. Así que si no sabes cuál de los dos elegir, a continuación te contaremos cuál es el ideal para cada estilo de decoración, además te haremos saber algunos detalles muy interesantes a la hora de escogerlos.

¿Cuándo usar pomos de puerta negros?

¿Cuándo usar pomos de puerta negros?
Foto de Entrepicaportes

En cada decoración, los colores de los elementos que se escogen tienen personalidad, así que encajarán mejor con un estilo u otro. En el caso de los pomos negros, estos están especialmente diseñados para que puedan ir muy bien con puertas de madera maciza. Este tipo de puertas tienen la textura de la madera, y el contraste con el negro queda muy bien.

Los pomos negros pueden ir excelentes en decoraciones rústicas, en las decoraciones de estilo industrial, y en uno que otra habitación con estilo minimalista, siempre que los demás elementos de la decoración sean negros y hagan juego.

Aunque el negro es elegante, también puede ser un poco disruptivo, así que no está demás usar un pomo que tenga acabado envejecido o que le aporte algo de textura a la decoración.

¿Cuándo usar pomos de puerta dorados?

¿Cuándo usar pomos de puerta dorados?
Foto de Elle Decor

Si la decoración que quieres lograr es con un estilo elegante, déjame decirte que los pomos dorados son tu mejor opción. En una habitación, un pomo de color dorado puede darle un toque de sofisticación especial a los espacios así que son la alternativa correcta.

Este lo puedes usar en puertas de cocina, de habitaciones, de entrada a la casa y en cualquier otro sitio que haya una puerta. Algo excelente es que se ven muy bien con las puertas blancas y de color madera, además de que hacen que cualquier decoración se eleve y se vea clásica, pero sin dejar de lado lo moderno y contemporáneo.

Entonces, si lo que estás buscando es un estilo muy sobrio, pero que funcione siempre, el dorado es perfecto. Entre las mejores cosas de los pomos de este color, es que nunca pasan de moda, así que cuando cambies tu decoración, no necesitarás cambiar ninguno de los pomos, porque siempre se verán muy bien.

¿De qué material escoger los pomos de las puertas?

¿De qué material escoger los pomos de las puertas?
Foto de Elle Decor

Ya que tienes una idea de cuál color es mejor escoger para tu puerta, lo que debes hacer es elegir el material ideal. En el mercado hay muchas opciones, y algunas de estas son las mejores:

Pomos de acero

Esta puede que sea una de las mejores alternativas, por su resistencia y durabilidad. Si compras un pomo de este material puede durar años, además, no se dañan con la corrosión, así que van bien para los baños.

Pomos de latón

Su durabilidad es bastante buena porque resiste impactos sin inconvenientes. Un punto positivo es que se pueden conseguir formas muy bonitas, así que puede darle estilo a la decoración.

Pomos de aluminio

De todos, este es el material más económico, pero no quiere decir que sea malo. Si bien su resistencia es menor que el acero, es bastante aceptable para pomos de toda la casa.

Pomos de hierro

Un pomo de hierro es adecuado porque es muy resistente, y es ideal para puertas que se suelen abrir con regularidad, como las de las habitaciones.

¿En qué acabado comprar el pomo de mi puerta?

¿En qué acabado comprar el pomo de mi puerta?
Foto de Entrepicaportes

Aunque el color que elijas pueda darle muchísima personalidad a la decoración que crees, también lo hará el acabado que tenga el pomo. Los más recurrentes son:

Mate

Los pomos mate son mis favoritos, porque le dan un toque de sofisticación sin igual a las puertas en las que se coloca. Si bien conseguir un pomo mate dorado parezca imposible, en realidad sí se puede. Este tipo de pomos son menos brillantes que los cromados, así que es una versión un tanto más aterciopelada.

Satinado

Si eliges un pomo satinado, conseguirás que la decoración del lugar se vea elegante, pero con un toque más actual. Y lo mejor es que estos pomos al tacto son mucho más cómodos y se ven muy bien.

Cromado

El cromado es de los acabados más duraderos y también de los más usados, porque consigue brindar elegancia total a los espacios. Se ve muy bien en color dorado, y también en negro, solo que su limpieza puede ser un poco tardada.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.